• NERJA - Entre el mar y el cielo

La Sierra de Nerja, una gran desconocida

La Sierra de Nerja, una gran desconocida

Allí se encuentra el Pico del Cielo (1505 m), declarado como la cumbre más alta en litoral de la Península

La Sierra de Nerja da nombre localmente a la zona más oriental de la Sierra Almijara. Cuenta con una extensión de 7000 hectáreas, se sitúa en el extremo de la provincia de Málaga, limitando al norte y al este con la provincia de Granada.

Las sierras Almijara y Tejeda forman una alineación montañosa en la que el paisaje es abrupto y muy escarpado, con altas montañas cercanas al mar surcadas por profundos barrancos desarrollados perpendicularmente a la línea de la costa.

La Sierra de Nerja, una gran desconocida

La cota más alta de la sierra está en el Navachica con 1832 metros, pero el punto más destacado de esta sierra es el Pico del Cielo con 1505 metros, ya que ha sido declarado como la cota más alta de litoral en la Península. Además, también se encuentran otras cumbres como Tajo del Almendrón (1514 m), Cerro Romero (616 m), Sol (583 m), Peñón de los Castillejos y Cerro Mangüeno.

La caliza, que da un aspecto blanquecino al terreno, y los esquistos, que constituye afloramientos en la base de la tierra, son los dos tipos de materiales principales que se encuentran en esta sierra. Estos materiales son los que les dan la forma tan singular a estos terrenos. Y es que, al descansar la masa de caliza sobre la capa de esquistos impermeables, el agua caída sobre la sierra se acumula sobre estos dando lugar a la aparición de numerosas fuentes. El agua al disolver las calizas origina formaciones tan espectaculares como la conocida Cueva de Nerja y otras oquedades repartidas por toda la sierra.

El río Chillar, al oeste, y el Río de la Miel, al este, forman los límites de la Sierra de Nerja. Estos ríos son los únicos de aguas permanentes y en sus últimos kilómetros desarrollan ramblas.

La Sierra de Nerja, una gran desconocida

La proximidad al mar y el efecto pantalla a los vientos del norte que ejerce la sierra, hacen que el clima sea suave, cálido y seco, con una temperatura media anual de 19º.

La Sierra de Nerja ha servido como lugar de caza, de los bosques se ha extraído leña y resina y las zonas más bajas se han destinado a la agricultura de secano. De la sierra también se extraían minerales.

En la actualidad, los cultivos de secano y regadío se han sustituido en muchos lugares por los cultivos subtropicales, como el aguacate y la chirimoya, y la sierra solo conserva un uso cinegético al ser Reserva Nacional de Caza desde 1973.